El Observatorio Económico Social presenta el documento “Ingresos de los Hogares en la Región de La Araucanía y Canasta Única de Gasto”, cuyo objetivo es determinar el número de hogares que perciben ingresos inferiores y superiores a una Canasta Única de Gasto de acuerdo a distintos escenarios, considerando distintas composiciones de ingresos que podrían tener los hogares, con el fin de evidenciar la fragilidad que presentan ciertos hogares y de su capacidad de abastecerse de una canasta si los hogares dependieran sólo de un tipo de ingreso. A su vez se analizarán las diferencias de ingresos de los hogares en función del sexo/género de las jefaturas de hogar y de las estructuras de cada hogar. De forma complementaria, se otorgará una mirada de la distribución de los ingresos en los hogares de la Región de La Araucanía

De acuerdo al Ingreso Total reportado por el INE para la región de La Araucanía, el 65,2% de los hogares tienen un ingreso mensual inferior a $657.647, es decir, el 65,2% de los hogares no tendría los ingresos suficientes para abastecerse de una Canasta Única de Gasto1 en el mes. Sin embargo, debido a la imputación por arriendo que incorpora el Ingreso Total, es más pertinente la utilización de los Ingresos Monetarios que excluyen la imputación por arriendo.

Al considerar los Ingresos Monetarios del hogar (aquel que excluye la imputación por arriendo), es un 70,1% de los hogares (236.740) los que no contarían con los recursos suficientes para abastecerse de una Canasta Única de Gasto, lo que implica un aumento del 4,9% de hogares. Ahora bien, si a los ingresos monetarios que perciben los hogares le retiramos los subsidios estatales y los ingresos autónomos, es decir, si se asume que los hogares sólo reciben ingresos por trabajo, un 76,4% de los hogares (258.102) no tendrían los recursos suficientes para adquirir una Canasta Única de Gasto.

También se evidenció que los ingresos del trabajo son el principal componente de ingresos en los hogares, seguido por los ingresos autónomos y en menor medida por los subsidios estatales. A su vez, se constata las diversas estructuras de ingresos de los hogares, con hogares dependiendo sólo de ingresos del trabajo o ingresos autónomos, mientras que otros hogares cuentan con los tres tipos de ingresos seleccionados.

Esto es relevante, porque la inclusión de los ingresos monetarios y subsidios estatales ayuda a la reducción de que los hogares puedan recibir más ingresos, sin embargo, el hecho de que los ingresos del trabajo sean el principal componente de recursos monetarios de los hogares, implica que mejoras en los salarios impactará en mayor medida en una mejora del bienestar de los hogares.

Al desagregar el análisis en función del sexo de la jefatura de hogar, se establece que el 63,5% de los hogares es liderado por hombres (214.501), mientras que el 36,5% es liderado por mujeres (123.379). Las jefaturas masculinas tienen más de 35 años, están casados, tienen estudios de enseñanza básica y media y residen en hogares con 2 a 4 personas. Las jefaturas femeninas en su mayoría también tienen más de 35 años y tienen estudios de enseñanza básica y media, sin embargo, las jefas de hogar mayormente se encuentran solteras o viudas y residen en hogares de 1 a 3 personas.

Si evaluamos la capacidad de los hogares para adquirir una Canasta Única de Gasto de acuerdo a los ingresos monetarios, el 66,8% de los hogares liderados por hombres y un 75,8% por mujeres percibirían ingresos menores a $657.647, lo que implica una gran diferencia de acuerdo al sexo de la jefatura de hogar. Si los hogares sólo perciben ingresos por trabajo, el 73,5% de los hogares liderados por hombres y un 81,4% por mujeres no tendría los ingresos necesarios para obtener una Canasta Única de Gasto.

Versión 1.1: Inclusión de Columna de Opinión de Patricio Ramírez R.

1 El valor monetario determinado para la Canasta Única de Gasto en la Región de La Araucanía corresponde a $657.647.

Si no puede visualizar correctamente el informe, descárguelo aquí.















El Observatorio Económico Social presenta el documento “Diferencias entre el 10% de los ocupados con mayores ingresos y el 10% con menores ingresos en la Región de La Araucanía”, cuyo objetivo es caracterizar a ambos grupos, con el fin de conocer las diferencias que existentes entre ellos.
 
En primera instancia señalar que el 10% con mayores ingresos* de los ocupados corresponde a los ocupados que perciben ingresos del trabajo entre $770.000 y $6.769.831, mientras que el 10% con menores ingresos percibe entre $2.000 y $50.209.

10% de los ocupados con menos ingresos
El 10% con menos ingresos en la Región de La Araucanía está compuesto en su mayoría por mujeres, destacando el bajo nivel educacional y una concentración hacia grupos de edad más madura y senil. En lo referente a lo laboral, se evidencia la fragilidad laboral, con un alto nivel de ocupados a cuenta propia, que trabaja en ramas y oficios de baja calificación, en microempresas o en sus propios hogares y menos de 30 horas a la semana, por lo que existen menos posibilidades de crecimiento laboral y de acceder a mejores remuneraciones. Además, de los pocos que se encuentran asalariados, destaca la precariedad laboral que enfrentan, con la baja presencia de contratos escritos y de la informalidad en el pago de sus remuneraciones.

10% de los ocupados con más ingresos
El 10% con más ingresos en la Región de La Araucanía está compuesto en su mayoría por hombres, con un alto nivel educacional y una concentración hacia grupos de edad más madura. En lo referente a lo laboral, se evidencian mejores condiciones laborales, con un alto nivel de ocupados asalariados o bien empleadores, que trabajan en ramas del sector terciario y se desempeñan en oficios de alta calificación. A su vez, trabajan en grandes empresas con mayores posibilidades de crecimiento laboral y que tienen una mayor capacidad para pagar altas remuneraciones. Además, en los asalariados destaca la alta presencia de contratos escritos y de la formalidad en el pago de sus remuneraciones.

Notas:
Este informe tiene un carácter descriptivo y se realiza en función de los datos reportados por la Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos 2014 (NESI) elaborada por el Instituto Nacional de Estadísticas.
*Los ingresos de los ocupados consideran sólo los Ingresos de la Ocupación Principal.


Si no puede visualizar correctamente el informe, descárguelo aquí.

El Observatorio Económico Social de La Región de La Araucanía (OES-UFRO) entregó cifras de ingreso que recibe un hombre y una mujer que presenta una ocupación principal, a razón del mismo nivel educacional y antigüedad laboral, cuya brecha nacionall, en el valor mediana, alcanza un 20,8% más.

El Observatorio Económico Social es parte del Laboratorio de Investigación en Ciencias Sociales Aplicadas (LICSA) del Núcleo de Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades, de la Universidad de La Frontera.

Los autores del informe Género e Ingresos Región de La Araucanía son Sonia Salvo Garrido, Cristian Bastidas, Horacio Miranda Vargas y Oscar Vivallo Urra.

El informe fue elaborado en base a la Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos – NESI del Instituto Nacional de Estadísticas, con una representación de 7.404.076 de ocupadas y ocupados a nivel nacional, con más de un mes de empleo.


Si no puede visualizar correctamente el informe, descárguelo aquí.

Hasta un 70% puede alcanzar la diferencia de ingresos –ocupación principal- entre hombres y mujeres en la Región de La Araucanía, en algunos sectores productivos. Así lo dio a conocer el Primer Informe de Género e Ingresos, realizado por el Observatorio Económico y Social, de la Universidad de La Frontera. 

El OES-UFRO entregó cifras de ingreso que recibe un hombre y una mujer que presenta una ocupación principal, a razón del mismo nivel educacional y antigüedad laboral, cuya brecha regional, en el valor mediana, alcanza un 16,7% más.

El informe señala que, en los tramos donde se comparan ingresos por nivel educacional, los tramos de personas sin educación formal son los que presentan las mayores diferencias. En este grupo, la mayoría de las personas ocupadas son hombres, un 73% y sólo un 27% son mujeres.

Sonia Salvo, Doctora en Estadística e investigadora del OES-UFRO, dijo que “los hombres que se desempeñan en el sector agropecuario no calificado ganan un 75,8% más que las mujeres, en el rango que va de los 2 a los 5 años de actividad ocupacional, lo que en ingresos significa que el 50% del total de los hombres con menores ingresos ganaría como máximo $207.000, versus los $50.332 que pueden alcanzar el 50% de las mujeres con menores ingresos”.

La docente de la UFRO advirtió que la comparación general de todos los tramos arrojó que los valores de la mediana , “los hombres ganan más que las mujeres a igualdad de nivel educacional en nuestra Región y la mayor desigualdad se da en grupos sin educación con un 58,3%; educación básica alcanzando un 46,1% y post título y magister con un 41,7%”, dijo Sonia Salvo.

En relación al grupo de ocupadas y ocupados que ha completado la educación media, Sonia Salvo informó que la fase de entrada al mundo del trabajo es la que presenta una mayor brecha. Un hombre puede iniciar una actividad ocupacional ganando $227.000 y la mujer recibir un ingreso de $90.000. “En esta variable, donde las ocupadas y ocupados también son mayoritariamente hombres (un 60%), la mujer, luego de una década de actividad ocupacional, logra alcanzar una renta similar ($301.00 y $315.000, respectivamente)”, sentenció la investigadora. En el tramo de ingresos por ocupadas y ocupados con educación media técnica, donde el 53% son hombres, la desigualdad disminuye a un 19,1%.
Brechas en Educación superior.

Salvo, destacó que la tendencia de brechas a favor de los hombres se revierte a mayor educación. Respecto de las ocupadas y ocupados con nivel de estudios superior técnico-profesional, el 53% corresponde a mujeres. “Este grupo, con una experiencia ocupacional que va desde los 7 meses hasta los 2 años, muestra una tendencia positiva hacia la mujer, luego que ésta puede llegar a percibir $227.000 versus los hombres que reciben $88.000”, advirtió la investigadora del OES-UFRO.
Finalmente, en el tramo de las personas ocupadas con educación universitaria, la presencia de mujeres aumenta a un 55% “y encontramos brechas a favor de éstas al inicio de la vida laboral y luego de una década se equiparan entre hombres y mujeres”.

En cuanto a los factores que inciden en las brechas existentes entre ingresos de mujeres y hombres, Oscar Vivallo, investigador del OES, indicó que “si vemos los resultados en función del valor del trabajo, las causas de esta desigualdad tienen que ver con la forma en que se establecen los roles y funciones en la sociedad, donde el despojo del valor del trabajo hacia la mujer es mayor que en los hombres”.

El Observatorio Económico Social es parte del Laboratorio de Investigación en Ciencias Sociales Aplicadas (LICSA) del Núcleo de Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades, de la Universidad de La Frontera.

Los autores del informe Género e Ingresos Región de La Araucanía son Sonia Salvo Garrido, Cristian Bastidas, Horacio Miranda Vargas y Oscar Vivallo Urra.

El informe fue elaborado en base a la Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos – NESI del Instituto Nacional de Estadísticas, con una representación de 7.404.076 de ocupadas y ocupados a nivel nacional, con más de un mes de empleo, que en la Región de La Araucanía corresponde a 402.188 de personas con una ocupación principal.

Versión 2: Inclusión de Columna de Opinión de Patricio Ramírez R.


Si no puede visualizar correctamente el informe, descárguelo aquí.

El presente informe busca entregar una mirada de la realidad socio demográfica de la población femenina y masculina de la región de La Araucanía.

Fuente: Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional - CASEN

(Ministerio de Desarrollo Social, 2013)

Para acceder al informe, haz clic aquí